"Pequeños en población, pero gigantes con el balón"

Composición de los Grupos de Regional Preferente.

21-06-2017

El inico de la competición de Regional Preferente tendrá lugar el 3 de septiembre.

 

El Andorra Club de Fútbol jugará en el Grupo II de la Regional Preferente, quizá el mas competitivo de los dos grupos que conforman la Regional Preferente aragonesa. Ambos grupos están formados por 18 equipos cada uno y en el grupo del Andorra habrá seis equipos turolenses incluido el conjunto minero.

 

Seis equipos de la provincia en el Grupo II de Regional Preferente.

 

Descartado el ascenso del Utrillas, tras la eliminación sufrida por el Tarazona en la promoción para alcanzar la Segunda B, la provincia dispondrá de una de sus participaciones más numerosas de las últimas ediciones, superando en uno el número de clubes que han tomado parte en la misma durante el ejercicio que acaba de finalizar.


Con respecto al pasado año repiten un total de tres equipos. El propio Utrillas, el Cella y el Calamocha se convierten, de este modo, en clásicos de la categoría. A los que se une el Andorra CF con el obligado objetivo de ascender. Y junto a ellos estarán el Alcañiz que regresa a la Preferente tras quedar campeón de su grupo de Primera Regional y el CD Teruel B que ascendió al finalizar segundo del grupo bajoaragonés sin tener que jugar la eliminatoria con el mejor tercero, en este caso el oscense Alcolea al beneficiarse del ascenso del Deportivo Aragón a Segunda B, que en un efecto dominó hizo que asecendiera a Tercera el Atlético Monzón al ser el mejor tercero de la Regional Preferente, lo que evitó el enfrentamiento entre el filial rojillo y el Alcolea, ascendiendo los dos directamente.

 

Hace dos temporadas la provincia ya contó con seis plazas en esta división. En aquel momento Calanda y Atlético Albalate ocuparon los lugares que este año son para el conjunto minero y el filial rojillo. El ejercicio se saldó con dos descensos, protagonizados precisamente por calandinos y albalatinos.


En total la categoría volverá a contar con 36 participantes repartidos en dos grupos de 18 equipos. Veintitrés de ellos se mantienen tras su participación durante el ejercicio que acaba de finalizar, cuatro llegan tras caer desde la Tercera División y se completa con otros nueve que suben desde la Primera Regional.

 

En los cuatro grupos de Primera Regional (uno de Zaragoza capital, otro de Zaragoza provincia, otro de Huesca y otro de Teruel), los ascensos a Preferente los consiguen los equipos clasificados en las dos primeras posiciones en los tres primeros grupos (este año San Gregorio Arrabal y San Juan, Tardienta y Biescas, Magallón y Morés); el campeón de Teruel (Alcañiz); y la octava plaza que se juega siempre en una promoción entre el 2º del grupo bajoaragonés, que ha sido el Teruel B, y el mejor 3º de los otros grupos, que este año ha sido el oscense Alcolea, pero como comentábamos anteriormente este año no ha sido necesario gracias al ascenso del filial zaragocista.

 

 Importantes y llamativos cambios los que la Federación Aragonesa de Fútbol ha llevado a cabo en la composición de los dos grupos de la Regional Preferente de Aragón de cara a la próxima temporada, la 2017-18. Acorde al criterio del equilibrio en los kilometrajes que deben hacer los equipos a lo largo de la campaña, cuestión de primer orden en la elaboración de los presupuestos de los modestos clubes de este espectro del fútbol aficionado, se han ejecutado modificaciones que sorprenden a primera vista.


Así, los equipos del oeste de la provincia de Zaragoza, linderos con la zona de Navarra, han sido trasladados al grupo 1º, donde competirán con los de la provincia de Huesca. Los afectados son el Gallur, el Mallén, el Magallón y el Alagón (incluso ahí cabe incluir al Casetas, aunque en su caso fue por sorteo, al ser considerado de Zaragoza capital por su carácter de barrio rural).


Y, del mismo modo, se aprecia el paso del Mequinenza al grupo 2º. Escorado al este de Aragón, en el límite con Cataluña, su caso es el que más problemas suscita habitualmente. Y, esta vez, dejará de competir con los equipos oscenses para tener que desplazarse hacia la provincia de Teruel y a la zona de Calatayud.

 

Con estas mutaciones, confirmadas y debatidas en una reunión con los 36 componentes de esta categoría, los dos grupos de Preferente quedaron definidos de esta manera:


Grupo I


Gallur, Mallén, Magallón, Alagón, Casetas, Barbastro, Grañén, Tardienta, Biescas, Alcolea, Peñas Oscenses, Peña Ferranca de Barbastro, San Lorenzo del Flumen, Villanueva, Montecarlo, Giner-Torrero, Zaragoza 2014 y San Gregorio-Arrabal.


Grupo II


Mequinenza, Andorra, Alcañiz, Utrillas, Calamocha, Cella, Teruel B, Fuentes, Calatayud, Épila, Morata, Morés, Cuarte, Alfindén, San Juan, Escalerillas, San José y Actur-Pablo Iglesias.

 

     

 

Alcañiz será el desplazamiento más corto con 37 kilómetros y Morés el más largo con 146 kilómetros.

 

Regresa el derbi entre alcañizanos y andorranos, ocho años después, tras el disputado en la última jornada de la temporada 2009/10 que finalizaló con el resultado de 2 - 3 y que a la postre significó el descenso del Alcañiz CF a Regional Preferente.

 

El desplazamiento hasta la capital del Bajo Aragón será el más corto para los aficionados mineros ya que sólo 37 kilómetros separan ambas localidades. Utrillas, con 54 km y Fuentes de Ebro con 76 km serán también desplazamientos relativamente próximos. La Puebla de Alfínden que ha entrado tras la renuncia del Hérnán Cortés se encuentra a algo más  de 97 km de distancia de Andorra y el resto de desplazamientos superan los 100 km. Con poco más de cien kilómetros se encuentran Mequinenza, Calamocha, Teruel, Épila y todos aquellos equipos de Zaragoza y su área metropolitana como son el Actur Pablo Iglesias, el Cuarte, Escalerillas, San José, San Juan de Mozarrifar y algo más lejanos están Cella a 130 km, Morata de Jalón a 130 y Morés que con 146 km es el desplazamiento más largo que tendrán los aficionados mineros que quieran seguir las andanzas de su equipo en esta categoría.

 

En definitiva, una temporada atípica para el andorranismo, con el firme y único objetivo de conseguir el ascenso. Una temporada dura, pero también bonita, donde nos desplazaremos a otras loacalidades, ampliaremos nuestro catálogo de campos, nos visitaran otras aficiones y sobre todo conoceremos otras gentes de fútbol forjándose nuevas amistades que en definitiva es lo que hace grande a nuestro fútbol modesto. 

 

Fuente: Heraldo de Aragón | Diario de Teruel | www.andorracf.com